¿Es recomendable usar faja durante el embarazo?

Ane Sánchez
Estudiante de pediatria

En la actualidad y desde hace ya varios años se ha discutido con bastantes diferencias el uso de las fajas durante el embarazo y después del embarazo. Mientras algunos profesionales podrían recomendarte su uso, otros están totalmente en contra de este, pero entonces ¿es recomendable usar faja durante el embarazo?

Hemos analizado ambas opiniones y buscado toda la información posible de valor, para reunir lo mejor de ambos y darte una respuesta bastante acertada de lo que realmente se debe hacer ante esta situación.

 

¿Ya conoces todos los cambios que ocurren en el cuerpo de una embarazada? Míralos en nuestro artículo.

 

¿Qué vamos a ver?

¿Qué tan recomendables son las fajas en el embarazo?

Las fajas durante el embarazo se pueden usar siempre y cuando se coloquen a partir de la 3ra semana de embarazo, y como herramienta de apoyo esporádico. De hecho, la OMS en su “guía de recomendaciones sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo”, recomienda el uso de las fajas para prevenir el dolor lumbar y el dolor pélvico.

La gran disyuntiva sobre el uso de las fajas radica en que su uso prolongado puede ocasionar una debilidad en los músculos abdominales, especialmente los oblicuos, los cuales funcionan como una faja natural.

 

¡Consigue aquí las mejores fajas de embarazo del mercado y elige la ideal para ti!

 

¿Cuándo es recomendable usar la faja en el embarazo?

Partiendo del concepto en el que cada embarazada es distinta y pueden tener experiencias diferentes durante su proceso, el uso exacto de la faja se vuelve difuso. Sin embargo, hemos podido establecer algunos puntos a tener en cuenta para saber cuando es bueno usar la faja.

 

4 Beneficios de usar la faja para embarazadas

En fin, las fajas en el embarazo pueden ser una gran herramienta de apoyo, e incluso un tratamiento a dolores específicos, pero ¿cuáles son todos los beneficios que nos pueden brindar estos accesorios? Veámoslos a continuación:

  1. Estabilidad: el principio con el que trabajan estas fajas es generar una sujeción que apoya la estabilidad de la columna;
  2. Prevención del dolor: como ya lo hemos mencionado antes, las fajas ayudan a prevenir e incluso tratar el dolor pélvico y las lumbalgias;
  3. Mayor adaptabilidad: a diferencia de las fajas convencionales este tipo de fajas están diseñadas especialmente para adaptarse al crecimiento de la barriga, por lo que si se ajustan de manera correcta no deberían resultar un problema para el desarrollo del bebé;
  4. Uso sencillo: durante el embarazo el uso de ciertos accesorios se puede volver tedioso, pero este no es el caso de las fajas preparto, ya que poner y quitar una de estas es muy sencillo;

 

¿Ya sabes si tu bebé es niño o niña? ¿Sabes cómo averiguarlo? Consúltalo en nuestro artículo.

 

¿Qué debo tener en cuenta para usar una faja durante el embarazo?

El uso de estas fajas es muy sencillo, ya que están diseñadas para ser colocadas y quitadas muy fácilmente, sin embargo, es ideal que se tengan en cuenta algunos puntos claves que te permitirán usarla de manera correcta.

Bibliografía

Mi nombre es Ane, y estoy en plena carrera de pediatría. Siempre me han encantado los bebés y me ha gustado leer sobre todo lo que necesitan, por ello acepté la oportunidad de escribir en esta magnifica web para aportar mis conocimientos a las mamás.

Zona bebé
Artículos sobre El mundo de Zonabebe